The Wonderful Three


Los tres primeros años de vida son fundamentales. Si a lo largo de ellos se mantiene el trinomio: trato amoroso, estimulación de las capacidades lingüísticas, motoras e intelectuales y el juego como elementos esenciales, los niños tendrán un potencial integro para su educación y su relación con la sociedad.  Esto también les permitirá sobrevivir y estar físicamente sanos.


Los primeros años de vida son cruciales. Los niños y niñas que reciben protección y cariño durante su primera infancia tienen más probabilidades de sobrevivir y crecer saludablemente, de padecer menos enfermedades y trastornos y de desarrollar al completo sus aptitudes cognitivas, lingüísticas, emocionales y sociales. Es también más probable que sean buenos estudiantes cuando comiencen la escuela, y como adolescentes tendrán una mayor autoestima. Y más adelante en la vida, tendrán más posibilidades de convertirse en miembros creativos y productivos de la sociedad.

 (UNICEF)